Cuéntenos cómo descubrió que era médium y en qué momento ocurrió eso.

Cuando cumplí cuatro años y medio, me encontraba en la sala de la entrada de nuestra casa (en la ciudad de Feira de Santana-Bahía-Brasil), cuando vi entrar a una señora que me pidió que llamara a mi madre. Yo así lo hice. Pero, cuando mi mamá llegó -pues estaba en la cocina- no vio a nadie y me llamó la atención. En ese momento, cuando mi madre había vuelto a sus tareas, la señora me dijo: - Yo soy tu abuela, María Senhorinha. Llama a Ana otra vez.

Yo repetí la llamada y le dije a mi mamá lo que estaba sucediendo. Ella se quedó muy sorprendida, porque yo no había conocido a ninguno de mis cuatro abuelos, que ha-bían muerto antes de que yo naciera.

Como mi mamá tampoco conoció a su madre, que se murió de infección puerperal después de su parto y fue educada por una hermana, se quedó sorprendidísima de que yo supiera el nombre de mi abuela, me preguntó qué estaba ocurriendo.

Le expliqué que la señora que estaba allí me lo había dicho.

Embargada por una gran emoción, ella me condujo a la casa de mi tía –su madre adoptiva– y le explicó lo que estaba ocurriendo.

Mi tía me interrogó al respeto de lo que pasaba y se lo expliqué.

En ese momento, vi a la dama que se me acercó, yo la describí, y no sé que más pasó…

 A partir de entonces pasé a ver a los Espíritus.

Pero a partir de cuando tenía 17 años, después de una larga enfermedad, al recibir la visita de una señora médium que me recuperó la salud, por intermedio de la aplicación de pases, es cuando fui a una sesión mediúmnica y empecé a leer las obras de Allan Kardec. Tornándome espírita a partir de esa ocasión, dicté una conferencia en la Unión Espírita Sergipana (en Aracaju, capital del Estado de Sergipe), el día 27 de marzo de 1947, iniciándome así en la vivencia del Espiritismo.

¿Nos podría relatar algunas de las pruebas que hayan confirmado su mediumnidad?

Centenares de veces en diferentes partes del mundo, los Espíritus me proponen informar a sus familiares de sus presencias, y, al hacerlo, las personas confirman totalmente las informaciones que les son dadas. Además, por psico-grafía, los Espíritus han escrito, por intermedio mío, más de cuatrocientas cartas del Más Allá dando noticias que son aceptadas como verdaderas por los miembros de sus familias.

Ya he psicografiado públicamente en inglés, francés, italiano, español, árabe, muchas veces con técnica especular –que debe leerse con la colocación de un espejo– y excelentes contenidos literarios, filosóficos, científicos, morales…

¿Cuál cree que sea la mejor expresión y acción de un médium en este mundo?

Es cuando él se ilumina y se dedica a servir a la humanidad sin otro interés, excepto, el de practicar la caridad conforme fue recomendado por Allan Kardec.

¿Habrá en un futuro más médiums, y si es así de qué tipo?

Los Espíritus me dicen que sí, que muchísimos médiums se harán presentes en este momento de transición planetaria, para apresurar la transformación moral de la Tierra, que dejará de ser un mundo de pruebas y de expiaciones para trasformarse en un mundo de regeneración.

Pienso que serán médiums parlantes, escribientes y de curación para disminuir el dolor de las criaturas humanas.

Hay ya muchas pruebas e investigaciones que corroboran la mediumnidad, a través de numerosos científicos, no obstante, la mediumnidad no es aún aceptada por parte de la Ciencia Oficial. ¿Piensa que la prueba innegable de la inmortalidad para la Ciencia y el mundo en general, en un futuro, provenga de la mediumnidad, o quizá por otros medios científicos como por ejemplo los estudios más avanzados de la física?

Creo, personalmente que, no obstante la nobleza de la mediumnidad, los científicos, por vanidad y presunción, siempre encontrarán medios de refutar los fenómenos mediúmnicos, dándoles explicaciones absurdas y negativas, cual sucedió con algunos investigadores del pasado.

De ese modo, la física cuántica o nuclear, la ingeniería genética, las evidencias de la reencarnación, especialmente por intermedio de recuerdos exactos, así como las experiencias cercanas a la muerte (ECM), abrirán más amplios espacios para la aceptación académica de la inmortalidad del alma.

Su actividad altruista y humanista no ha quedado restringida a la mediumnidad, por la que ha recibido 210 libros mediúmnicos, es de destacar su gran labor como conferenciante divulgando las ideas espíritas en todo el mundo y la importante acción solidaria que viene desempeñando en la Mansión del Camino. Le agradeceríamos algunas palabras sobre estos tres frentes de acción que han definido toda una vida.

La primera psicografía de que fui objeto tuvo lugar el día 18 de febrero de 1949, y desde entonces lo hago todos los días. Gracias a ese maravilloso fenómeno vivo momentos imborrables, especialmente cuando los Espíritus están dictando novelas, como aquellas firmadas por Victor Hugo, que me permiten ver todas las escenas que están siendo escritas sin que yo tenga conocimiento lúcido de ellas, pues es mecánica esa mediumnidad en mi.

La felicidad de poder confortar a alguien desesperado por la muerte de un ser querido que retorna, es una bendición de Dios; ser instrumento de ese recurso consolador de vidas, algunas casi al borde del suicidio, renovándolas, para dedicarse a la práctica del bien.

Dios me ha permitido dictar conferencias en 64 países de los cinco continentes, utilizándome de 16 intérpretes, porque solamente hablo portugués y me hago entender un poco en castellano, lo que constituye una verdadera felicidad.

He conseguido fundar más de doscientas instituciones espíritas por el mundo, y hablado durante dictaduras, sin recelar de las persecuciones políticas, como sucedió en Portugal, en el período salazarista, y en España durante el gobierno del general Francisco Franco, ambas en los años 1967 y 1970…

La Mansión del Camino es el lugar donde vivo lo que predico, dedicándome a la educación cultural, moral, social de miles de niños -ya pasaron por nuestras escuelas más de 30.000 estudiantes pobres y necesitados-, personas enfermas, sufrientes y afligidas por el hambre y las enfermedades. Igualmente, es allí donde divulgamos el Espiritismo conforme a la codificación kardeciana.

¿Qué nos podría destacar de su último libro psicografiado Transición planetaria del espíritu Manoel Philomeno de Miranda?

Ese libro, ya un best seller, pues en tres meses se han vendido casi 90.000 ejemplares, elucida lo que Allan Kardec anuncia en Obras póstumas sobre la transición planetaria, explicando como la misma es vista y realizada desde mundo espiritual hacia la Tierra.

Realmente es una obra que merece ser conocida incluso por aquellos que no son espiritistas o no creen en es-tos fenómenos que nos llaman la atención en este período.

¿Como médium, mundialmente reconocido en el medio espírita, qué recomendaciones daría a aquellas personas que descubren que tienen mediumnidad?

La mediumnidad debe ser practicada cristianamente, religiosamente, como propone Allan Kardec en El Evangelio según el Espiritismo.

Por lo tanto, cada uno debe vivirla con abnegación, moralidad y dedicación, sin otro interés, excepto el de servir.

El médium debe considerar que es un instrumento, no el autor de los mensajes, dedicándose a la práctica del menester con humildad y alegría de servir.

 Mannheim (Alemania), 19 de mayo de 2011

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.