Término utilizado en la doctrina espírita, que proviene del vocablo griego peri, que significa alrededor y del latín spiritus, que significa espíritu. Lo que significaría alrededor del espíritu. Hipócrates lo denominaba Ehormon. Pitágoras, como carne sutil del alma. Aristóteles lo consideraba como cuerpo sutil y etéreo. Orígenes lo indicaba como aura.

Pablo en Corintios I 15:44 dice así: «se siembra cuerpo físico y se levanta cuerpo espiritual, si hay cuerpo físico también lo hay espiritual».

En la misma Epístola, 15:53 «porque esto que es corruptible tiene que vestirse de incorrupción y porque esto que es mortal tiene que vestirse de inmortalidad».

Allan Kardec nos dice en el Libro de los Espíritus, que hay tres cosas que existen en el hombre:

  • El alma o ser inmaterial
  • El cuerpo o ser material
  • El lazo que une el alma al cuerpo físico, llamado periespíritu.

En la pregunta 93 del Libro de los Espíritus, pregunta Kardec:

– «¿El espíritu propiamente dicho no tiene envoltura alguna o como se pretende está rodeado de una substancia cualquiera?

El espíritu esta envuelto en una sustancia vaporosa para ti, muy grosera aún para nosotros, pero suficientemente vaporosa sin embargo para poderse sostener en la atmosfera y trasladarse adonde quiera.

-¿De dónde toma el espíritu la envoltura semimaterial?

Del fluido cósmico universal de cada globo y, por esta razón, no es igual en todos los mundos».

El periespíritu es la primera y principal derivación del fluido cósmico(1). Es materia sutilizada y plástica.

Según el profesor Gustavo Geley y el Dr. Jorge Andrea, los átomos del periespíritu están formados por elementos químicos conocidos, además de otros desconocidos por el hombre encarnado. Elementos de hidrogeno y de uranio, que en la Tierra representan los límites de la materia atómica conocida.

El cuerpo periespiritual y el cuerpo físico tienen origen en el mismo elemento primitivo; ambos son materia aunque en dos estados diferentes. Su organización es más valiosa que la física, con una importancia fisiológica y un metabolismo propio. Esos órganos tienen funciones semejantes a los de la materia, pero no iguales, pues la nutrición del periespíritu es muy diferente y condicionada al plano espiritual que habita.

Cuanto más evolucionada sea la entidad espiritual, mayor será la velocidad con que  vibran  los  átomos del periespíritu. De la misma forma, conforme el adelantamiento moral del espíritu sea mayor, mayor será el espacio entre las moléculas que componen el periespíritu, de ahí la menor densidad de su cuerpo espiritual.

Los espíritus llamados a vivir en un mundo, sacan fluidos de aquel para formar su periespíritu. Sacarán de las partes más densas o más sutiles del mundo donde vayan a encarnar, dependiendo de su evolución.

Funciones del periespíritu:

Personalizar e identificar al espíritu.

Es el responsable de la organización biológica, la idea directriz.

Principio de las comunicaciones mediúmnicas y de los fenómenos espíritas en general.

Intermediario entre el espíritu y la materia propiamente dicha. Ya que el espíritu directamente no puede obrar sobre la materia, es el encargado de plasmar en el cuerpo las órdenes emitidas por el espíritu. El espíritu manda, el periespíritu transmite y el cuerpo ejecuta.

Archivo de experiencias reencarnatorias. La información que capta el periespíritu sólo en una existencia podría ocupar un área aproximadamente de 16.000 km3 con las actuales técnicas de miniaturización con que se elaboran los ordenadores.

Si no existiera el periespíritu, verdadero archivo donde se registran todas las impresiones, si fuese sólo el sistema nervioso el lugar donde quedan esas impresiones grabadas, cuando la sustancia que forma el tejido nervioso se renovase, se perdería con la sustitución.

Los soviéticos comprobaron en la Universidad de Alma Ata, Kazajstán, como se retiraba totalmente el cuerpo bioplasmático después de la muerte física y emplearon el detector de pulsaciones biológicas para comprobar que se encontraba cerca del cuerpo.

Propiedades:

Expansibilidad y flexibilidad: Por su naturaleza semimaterial(2), el periespíritu es flexible y expansible. Constituido con bases en principio químicas semejantes en sus propiedades al hidrógeno, expresándose en moléculas relativamente distanciadas por el pensamiento, puede expandir, contraer y modificar su apariencia. Puede dar fenómenos de desdoblamiento, emancipación y bicorporiedad.

El espíritu no se encuentra encerrado en los límites del cuerpo. Por su naturaleza fluídica y expansible irradia hacia el exterior. En el libro de Obras póstumas, de Allan Kardec, 1ª parte, ítem 2, dice que el periespíritu no se encuentra encerrado en los límites del cuerpo como  en una caja. Esta propiedad es muy importante, ya que experiencias científicas efectuadas en la antigua Unión Soviética, Estados Unidos y Gran Bretaña, comprueban la existencia del llamado campo energético, el cual viene a demostrar la afirmación de Kardec hace 150 años.

Absorción: Es por esta capacidad que puede absorber sustancias finas o groseras de la materia. Energías buenas o incluso vapores de comidas etc, también pueden los obsesores(3) absorber energías de sus víctimas.

Penetrabilidad: Puede penetrar cualquier estructura material.

Plasticidad: Es debido a esta propiedad que el periespíritu puede modificar su forma externa. Su plasticidad es afectada por los desgastes del alcohol, la droga, la nicotina, por las tentativas de suicidio, etc.

Ninguna alteración se fija en el cuerpo físico, para transmitirse por herencia a sus descendientes, si primero no se fijó en los genes; y ninguna alteración se fija en los genes, si primero no se fijó en el periespíritu.

En razón de la densidad de nuestro psiquismo, ejecutamos actos que violentan nuestra organización física, destruyendo órganos, alterando sistemas y desarmonizando las  energías,  situaciones  éstas  que  se imprimen en el periespíritu, causando los mismos efectos que se dieron en el cuerpo físico, como sucede con los efectos posteriores que se dan en el organismo periespiritual como consecuencia del suicidio, el aborto, el abuso de las drogas, del alcohol, del sexo, etc.

Algunos autores interpretan que el periespíritu con la evolución del espíritu desaparece, pero en El Libro de los Espíritus, en la pregunta 186 nos dice:

«¿Existen mundos en los cuales el espíritu, dejando de habitar cuerpos materiales, no tenga otra envoltura que el periespíritu?»Los espíritus responden: «Sí, y esta misma envoltura se hace tan etérea, que para vosotros es como si no existiera; tal es el estado de los espíritus puros».

El hombre y la mujer con sus pensamientos y actitudes, palabras y actos, crean en lo íntimo la verdadera forma espiritual de que se revisten. Cada crimen, cada caída, dejan deformidades y surcos horrendos en el cuerpo del alma, así como cada acción generosa, cada pensamiento superior, añaden belleza a la forma periespirítica.

Hay criaturas bellas y admirables en la carne y que en el fondo son verdaderos monstruos mentales, del mismo modo que hay cuerpos torturados y detestados en el mundo, escondiendo espíritus angélicos.

(1) Fluido cósmico: También llamado fluido universal, es la materia elemental primitiva, de cuyas derivaciones y modificaciones, se constituyen la infinidad de cuerpos de la naturaleza. Cap. XIV El Génesis, de Allan Kardec.

(2) Decimos que es semimaterial, esto es, pertenece a la materia por el origen y a la espiritualidad por su naturaleza etérea.

(3) Obsesores: espíritus que aún no alcanzaron cierta elevación moral y que influyen en los pensamientos de ciertas personas desestabilizándolos y, en ocasiones, llegando incluso a absorberles las energías. Libro de los Médiums, cap. XIII.

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.