Hasta nuestros días, los estudiosos de la psique todavía no han descubierto por qué necesitamos dormir. Esta cuestión sigue siendo una incógnita, pero lo cierto es que generalmente dormimos de 6 a 8 horas diarias por término medio, es decir, nos pasamos una tercera parte de nuestra vida durmiendo, aproximadamente, dedicamos 20 años de nuestra vida al mundo onírico.

Existen tres tipos de sueños: fisiológicos, psicológicos y espirituales. Describiremos brevemente los dos primeros, siendo los sueños espirituales objeto de mayor atención.

Los sueños fisiológicos son el resultado de las sensaciones fisiológicas u orgánicas cuando la persona duerme, tales como el frío, el hambre, la sed, el calor… mediante la creación de imágenes durante el sueño, relacionadas con dichas sensaciones.

Los sueños psicológicos son aquellos que reflejan los miedos, deseos, problemas, angustias... del individuo y que forman parte del subconsciente.

Los sueños espirituales son los que se producen por contacto con seres espirituales encarnados o desencarnados, guías espirituales, ángeles o seres de luz… Estos sueños pueden ser premonitorios o proféticos y sueños de reencarnación.

En el libro En los dominios de la mediumnidad, de Francisco Candido Xavier, en el capítulo 24, se hace referencia a los seres espirituales: «Del mismo modo, hay protectores que nos ayudan y protegen, quienes igualmente participan de nuestras experiencias de cada día. Es imprescindible entender que, siempre y en todo lugar, vivimos en Espíritu. El intercambio de alma a alma, entre padres e hijos, esposos y hermanos, amistades y compañeros, simpatías y desafectos, en el ámbito familiar o en las instituciones de servicio en las que nos agrupamos es, en razón de ello, obligatorio y constante. Sin percibirlo, aprovechamos ideas y fuerzas los unos de los otros».

Los sueños premonitorios se producen en un menor número que los sueños psicológicos y nos informan con gran precisión de sucesos que se producirán al poco tiempo de haberlos soñado; suelen ser de gran exactitud los detalles acontecidos oníricamente. Son conocidos los sueños premonitorios de los asesinatos de Martin Luther King y del presidente americano Abraham Lincoln, habiendo suficiente bibliografía al respecto.

Dentro de los sueños espirituales, encontramos los sueños intuitivos, que nos sirven para situaciones en las cuales estamos despiertos y sabemos perfectamente cómo actuar en un determinado momento. Sería una especie de sexto sentido que a veces procede de una información obtenida en sueños. Esta breve explicación se encuentra íntimamente relacionada con la pregunta 415 de El libro de los Espíritus «¿Cual puede ser la utilidad de visitas nocturnas puesto que no las recordamos?

Generalmente al despertar se presenta la intuición de ellas y con frecuencia son el origen de ciertas ideas que tenemos espontáneamente sin que podamos dar explicación y que no son otras que las que se han adquirido durante aquellas conversaciones».

Existen sueños de avisos, que nos informan de sucesos que nos interesa saber para protegernos o prevenirnos ante circunstancias adversas que se van a producir en nuestra vida.

En el libro En los Dominios de la mediumnidad se nos aclara: «Cuando el cuerpo físico descansa, no siempre las almas reposan. En la mayoría de las ocasiones siguen el impulso que es propio de ellas. Quien se dedica al bien, de un modo general, sigue trabajando en la sementera y en el campo del amor, y quien se enmaraña con el mal acostumbra a prolongar en el sueño físico las pesadillas que lo torturan...»

Otros sueños son reveladores y nos tranquilizan cuando no sabemos cómo actuar en un determinado momento frente a algún acontecimiento preocupante. A veces, estos sueños se producen de forma voluntaria y otras involuntariamente. Nuestros guías espirituales se ponen en contacto con nosotros para indicarnos el camino a seguir y ayudarnos en cuanto les sea posible, respetando siempre nuestro libre albedrío.

En el Libro de los Espíritus en la respuesta 404 dice lo siguiente: «¿No tenéis numerosos ejemplos de personas que se aparecen en sueños y advierten a sus parientes o amigos lo que les pasa? ¿Qué son esas apariciones sino el alma o espíritu de esas personas que comunica con el vuestro?»

Los sueños de reencarnación se producen en pocas ocasiones y se manifiestan como hechos aislados que proceden generalmente  de  la  espiritualidad  superior y que incluso se podrían ver como un regalo del cielo, puesto que es una oportunidad que nos ayudaría a entender situaciones o pruebas actuales, o bien, para intentar solucionar los problemas que nos afectan… Generalmente la persona sueña una y otra vez el mismo sueño en el que se ve siendo otra persona diferente, pero sintiendo que es ella misma. También puede ser un sueño que se vive muy intensamente y con la certeza de ser real, incluso puede ser un sueño lúcido. A través de regresiones hipnóticas se puede obtener información de vidas anteriores con objeto de entender situaciones actuales que nos producen quebraderos de cabeza o bien problemas de salud. Del mismo modo, mediante una meditación profunda con la asistencia de nuestro guía espiritual encontramos acceso a las vidas pasadas.

Todo el mundo tiene sueños espirituales en mayor o menor número, lo que ocurre es que a veces no se recuerdan y se quedan como un dejà vu. Durante el sueño, el Espíritu recobra algo de su libertad y se comunica con los seres a quienes ama, ya sea en este mundo o en otros. Debido a que el cuerpo es una materia pesada y densa, recordamos con dificultad las impresiones recibidas por el Espíritu, ya que no fueron percibidas a través de los órganos corporales, tal como nos esclarece el capítulo VIII de El libro de los Espíritus, dedicado a la emancipación del alma.

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.