Así como Andrew Jackson Davis fue llamado el Juan Bautista del Espiritualismo moderno, Sir Arthur Conan Doyle fue considerado el Pablo de Tarso del Espiritismo. Cuando fui invitada a escribir algunas páginas para un artículo sobre Sir Arthur Conan Doyle, no vacilé, pues sería una oportunidad para hacer una investigación y para ir más allá de la información que ya hemos leído sobre él, más allá del único vídeo que tenemos con la propia voz de Sir Arthur, en el jardín de su casa, junto a su carrocho inseparable.

Nació en la ciudad de Edimburgo, el día 22 de mayo de 1859, dos años después del lanzamiento de El Libro de los Espíritus, en París. Sus antepasados eran irlandeses católicos. Su madre, Ana, tenía una educación esmerada y contaba a su hijo hermosas historias que iban fertilizando su imaginación. Su padre, que tenía serios problemas de alcoholismo, dispersó la familia en 1864. Más tarde la familia se reunió nuevamente en 1867, en situación muy pobre, instalándose en Edimburgo en el número 3 de Sciennes Place.

La familia, siendo pobre, tuvo la ayuda de los tíos ricos católicos que costearon los estudios del pequeño Arthur en el internado donde fue enviado a los 9 años de edad, la Escuela preparatoria jesuítica Hodder Place en Stonyhurst, donde permaneció entre 1868 y 1870. Más tarde pasó al Stonyhurst College, donde estuvo hasta 1875. De 1875 a 1876 fue educado en Austria, en la escuela jesuítica Stella Matutina en Feldkirch. Fueron años difíciles, en una escuela que castigaba corporalmente a los alumnos.

Con el tiempo, Doyle comenzó a contar historias a los estudiantes más jóvenes, encontrando en esta tarea bienestar y paz. Dejó este colegio en 1876. Sus padres esperaban que fuese a estudiar artes, ya que en su familia había varios dibujantes y caricaturistas, pero él decidió estudiar medicina en la Universidad de Edimburgo.

En esta Universidad, estando siempre en contacto con su mentor, el Profesor Dr. Joseph Bell, que tenía un sentido de la observación muy fuerte, fue cuando Doyle creó el personaje de Sherlock Holmes. Siendo estudiante de medicina, escribía historias cortas, como The Mystery of Sasassa Valley. Después una segunda historia, El cuento americano, fue publicada por la London Society. En su tercer año de facultad, embarcó en un navío que iba al Polo Norte y en esta aventura, escribió otro libro, incorporando la experiencia del viaje al Capitán de la Estrella Polar, título de su libro.

En 1880, retornando a la Universidad, ya venía dedicando mucho tiempo a investigaciones sobre el Espiritualismo o Religión Psíquica, como así él lo denominaba. Difundió fecundamente estas ideas a través de sus libros.

Terminando la Universidad, fue enseguida contratado como médico del navío ballenero Groenlandia en 1880. También tras su graduación trabajó como cirujano del navío SS Mayumba en 1881. Conan Doyle completó su doctorado sobre la «tabes dorsal» en 1885. Dos años después, en 1893, desencarna su padre en Royal Crichton Dumfries.

Cuando en 1881 recibe su diploma de médico, se niega a ser católico. Pasa entonces a estudiar los escritos de Sir William Crookes, Oliver Lodge y Frederic Myers. En 1891, en Londres, se encontró con Sir William Crookes, famoso hombre de ciencia que defendía la realidad de los fenómenos espirituales.

Sir Arthur Ignatius Conan Doyle hizo innumerables viajes a Africa, Australia, Estados Unidos, países de Escandinavia, Europa, y fue considerado un hito en el campo de la literatura y la investigación en el área de la psique.

Su primera obra de ficción no tuvo éxito: The Haunted Grange of Goresthorpe.Y su primer trabajo publicado fue El Misterio de Sasassa Valley, impreso en Chamberss Edinburgh Journal el 6 de septiembre de 1879.Ya el 20 de septiembre, Conan Doyle publica su primer artículo de no-ficción «Gelsemium».

En 1885 se casó con Louise Hawkins, conocida como Touie, la hermana de uno de sus pacientes y tuvo dos hijos. Louise sufría de tuberculosis y murió el 4 de julio de 1906. Más tarde Doyle se casó nuevamente, con Jean Leckie, y tuvo tres hijos.

Durante su vida de médico, mientras esperaba a sus pacientes, Conan Doyle comenzó a escribir historias. Sus primeras novelas no fueron publicadas, como El Misterio de Cloomber y la inacabada John Smith, que sería inédita hasta 2011.

Doyle luchaba por encontrar un editor para sus trabajos. Entre una pieza escrita y otra, el 20 de noviembre de 1886 consiguió 25 libras por los derechos entregando su trabajo para publicación. La obra apareció al público en aquel año y recibió buenas críticas en The Scotsman y en el Herald de Glasgow. La historia contó con la primera aparición de Watson y Sherlock Holmes.

Entre 1885 y 1888, Conan Doyle participó de las reuniones de las mesas giratorias, invitado por el General Drayson, un profesor del Colegio Naval de Greenwich. En 1902, confiesa a Sir Oliver Lodge que la lectura del clásico de Myers La personalidad humana y la supervivencia tras la muerte del cuerpo físico le causó una fuerte impresión.

Tras la Guerra de los Bóers en África del Sur a la vuelta del siglo XX y la reprobación de la conducta del Reino Unido por todo el mundo, Conan Doyle escribió un pequeño panfleto titulado La guerra de Sudáfrica, sus causas y desarrollo, donde justifica el papel del Reino Unido en la Guerra de los Bóers, y que fue ampliamente traducido. Doyle sirvió como médico voluntario en el Hospital de campo Langman en Bloemfontein entre marzo y junio de 1900.

En 1900, escribió el libro más extenso, La Gran Guerra Bóer. Durante los primeros años del siglo XX, Sir Arthur concurrió dos veces al Parlamento como unionista liberal, una vez en Edimburgo y otra en Hawick Burghs, pero a pesar de haber recibido una cantidad respetable de votos, no consiguió ser elegido.

El 24 de octubre de 1902, Arthur Conan Doyle recibió el título de Sir, dado por Eduardo VII, por sus libros y especialmente por haber escrito La guerra de Sudáfrica: sus causas y desarrollo.

Conan Doyle se involucró en la campaña por la reforma del estado libre del Congo, liderada por el periodista E. D. Morel y diplomático Roger Casement. Durante 1909, escribió El Crimen del Congo, un largo panfleto donde denunció los horrores en aquel país.

Conan Doyle fue también un fervoroso defensor de la Justicia. El trabajo de Conan Doyle ayudó a establecer una forma de corregir errores judiciales. La historia de Conan Doyle y Edalji fue llevada a la ficción en la novela de Julian Barness Arthur George (2005) y dramatizada en un episodio de la serie de televisión BBC 1972,

«The Edwardians».

Durante casi 30 años, Sir Arthur continuó sus estudios e investigaciones. Finalmente en la cumbre de su carrera literaria, a la edad de 58 años aproximadamente, tomó la decisión definitiva y escribió: La Nueva Revelación y El Mensaje Vital, libros fuertemente asociados con el Nuevo Espiritualismo o Espiritualismo Moderno.

Sus libros ligados a la investigación sobre la Espiritualidad:

  1. La Nueva Revelación
  2. El Mensaje Vital
  3. La Historia del Espiritualismo
  4. El Caso de las Fotografías de Espíritus

En este último relata experiencias  que  él mismo fotografió, revelando así imágenes de espíritus desencarnados, entre otros.

Entonces, reforzando su convicción tras 30 años de convivencia con la Doctrina de los Espíritus, se presentó públicamente para declararse convencido de la existencia de la vida tras la muerte. Dada su fuerte convicción, nada temía, incluso sabiendo que esta actitud podría traer perjuicios a su carrera como escritor.

Además de sus escritos de ficción, Conan Doyle escribió también una investigación en dos volúmenes: La Historia del Espiritualismo. Era miembro de la Sociedad de Investigaciones Psíquicas, Presidente Honorario de la Federación Espiritualista Internacional (1925-1930), Presidente de la Alianza Espírita de Londres y Presidente del Colegio Británico de Ciencia Espírita.

Fue invitado para colocar la primera piedra de varias iglesias espiritualistas, como la de Worthing, West Sussex, inaugurada en 1926 o la Kingston National Spiritualist Church, inaugurada en 1927. Años antes había donado 5 libras en 1923 para la Eltham Spiritualist Church.

Desencarnó el 7 de Julio de 1930, en la pequeña ciudad de Crowborough.

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.