Uno de los aspectos fundamentales sobre los que se basa el Espiritismo es la Ciencia, una ciencia experimental que se apoya en hechos demostrados y demostrables. Científico, porque aplica la metodología rigurosa y precisa.

Los anales de la historia muestran que desde épocas muy remotas la evocación de los Espíritus era algo practicado por iniciados religiosos de todos los cultos. El más antiguo código religioso que se conoce, los Vedas, aparecido miles de años antes de Jesucristo, afirma la existencia de los Espíritus. Desde tiempos inmemoriales, los maestros iniciados en los misterios preparaban   a individuos llamados faquires para la evocación de los Espíritus y para la obtención de los más notables fenómenos del magnetismo. Igualmente remota era la evocación de los Espíritus de los antepasados en China.

Allan Kardec se ocupó pronto de los fenómenos del Magnetismo; tenía como mucho 19 años. Ello le permitió escribir un día en la Revista Espírita de marzo de 1858, página 92: «El Magnetismo ha preparado el camino del Espiritismo, y los rápidos progresos de esta última doctrina son, sin duda, debidos a la divulgación de las ideas de la primera».

Nadie mejor que el preclaro espíritu José María Fernández Colavida, el Kardec español, para hablar de la gran importancia de la Revista Espírita - Periódico de Estudios Psicológicos, cuyo título y subtítulo del original francés es: Revue Spirite - Journal d’Études Psychologiques(1) lanzada y publicada en París bajo la segura dirección del venerable maestro de Lyon, Allan Kardec, de 1858 a 1869.

Así como Andrew Jackson Davis fue llamado el Juan Bautista del Espiritualismo moderno, Sir Arthur Conan Doyle fue considerado el Pablo de Tarso del Espiritismo. Cuando fui invitada a escribir algunas páginas para un artículo sobre Sir Arthur Conan Doyle, no vacilé, pues sería una oportunidad para hacer una investigación y para ir más allá de la información que ya hemos leído sobre él, más allá del único vídeo que tenemos con la propia voz de Sir Arthur, en el jardín de su casa, junto a su carrocho inseparable.

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.