Hay personas que, cuando entran en contacto con las palabras “centro espírita”, piensan a continuación en un sitio misterioso, con fantasmas, y en donde se practica la brujería o la magia negra. No se imaginan que es un local donde la gente se reúne para estudiar y aprender la práctica del bien en el esfuerzo por hacerse mejor persona. Pocos saben que el Espiritismo es cristiano, pues basa su filosofía en el Evangelio de Jesús, considerando que para ser buen espiritista es imprescindible ser buen cristiano, o sea, aplicar, en su vida cotidiana, los ejemplos del Maestro, amando a todos indistintamente sin considerar su raza, color, religión o condición social.

Un verdadero centro espírita, que basa sus acciones en la orientación de Allan Kardec -el codificador1 del Es- piritismo-, y en el Evangelio de Jesús, siempre ofrecerá, a las personas que le busquen, el acogimiento y el consuelo que necesiten, seguidos del esclarecimiento y de la orien- tación respecto al porqué del dolor, las decepciones en la vida y los caminos para mejorar todo eso por medio del entendimiento de la Ley Divina y del perfeccionamiento personal, de la familia y de la sociedad.

Para cumplir con esas importantes funciones, los centros espíritas ofrecen al público la oportunidad de participación en conversaciones fraternas, charlas públi- cas, pases de equilibrio de energías físicas y espirituales y una serie de otras actividades de estudio dependiendo de su tamaño y de la cantidad de sus participantes.

En esas actividades de estudio, podemos identificar las dedicadas al conocimiento de lo que es llamado “la obra básica”, o sea, aquella escrita por el propio Allan Kardec, entre ellas:

El libro de los espíritus: La primera obra espírita, ofre- ciendo un resumen de los temas que el Espiritismo es- tudia, una visión panorámica de asuntos que tocan todas las ramas del conocimiento humano a través de pregun- tas y respuestas sencillas de comprender. Es la parte filo- sófica del Espiritismo.

El libro de los médiums: Es una guía para todos los que deseen saber cómo comunicarse con los Espíritus, con la aclaración de que éstos no son fantasmas y cómo se comunican con nosotros. Es la parte científica del Es- piritismo.

El evangelio según el espiritismo: Explica muchos de los pasajes del Evangelio de Jesús de forma objetiva y clara, de manera que todo el mundo pueda obtener allí aclaraciones y consuelos referentes a sus dolores y de- cepciones de la vida. Es la parte moral del Espiritismo.

El cielo y el infierno: Aclara que no existe el infierno como lo comprenden las religiones tradicionales, trata de la justicia divina, de las esperanzas y consuelos para la humanidad. Es el complemento de El libro de los médiums y de El evangelio según el espiritismo.

La génesis: Trata del origen de la vida en la Tierra, la pluralidad de los mundos habitados, la solidaridad entre la Tierra y otros mundos, entre muchos otros asuntos. Es la continuación del aspecto científico del Espiritismo.

Pero ese estudio también puede ser hecho con obras de otros autores como, entre otros, Léon Denis, que fue contemporáneo de Kardec y es considerado el mayor filósofo del Espiritismo,2 y de André Luiz, que es- cribió una serie de libros que tratan de cómo es la vida en el más allá, a través de la mediumnidad de Francisco Cándido Xavier; el estudio sistematizado de la doctrina espírita; el estudio de la mediumnidad y, específicamente, estudios dedicados a la infancia y a la juventud.

Estudio de la obra básica u otros libros

Ese tipo de estudio normalmente se realiza con base en la lectura directa del libro elegido, con comen- tarios de todos los interesados, coordinados por una persona responsable del grupo. Entretanto, hay algunos materiales desarrollados para apoyar ese tipo de estudio, ofreciendo al coordinador un guión, que le facilita hacer más dinámica la actividad. Es importante, especialmente para quien le gusta leer y discutir sobre los libros con otras personas. Así, con base en el conocimiento y ex- periencia de varios participantes uno puede ampliar sus conocimientos sobre los asuntos que el libro aborda.

Estudio sistematizado de la doctrina espírita - ESDE

Hay un tipo de estudio que es llamado ESDE y que cuenta siempre con materiales que permiten la planifi- cación del estudio durante un determinado tiempo, con definición de objetivos y selección de contenidos bus- cados en diversos libros, permitiendo una visión amplia de variados temas a la luz del espiritismo, empezando por el más simple, con profundización conforme a las condiciones del grupo a lo largo del tiempo. El ESDE es coordinado por una o dos personas que se quedan a disposición de los interesados para conversar, aclarar dudas, intercambiar ideas, o sea, auxiliar a la gente en sus necesidades de comprender el Espiritismo.

Estudio de la mediumnidad

Ese tipo de estudio es específico para quienes de- seen comprender la mediumnidad bajo la visión espírita. Ofrece aclaraciones sobre qué es la mediumnidad, su papel, las consecuencias de su utilización, el cómo apro- vecharla para beneficio propio y de los demás.Trata ade- más del médium, sus responsabilidades, las consecuencias del mal uso de la facultad mediúmnica, entre muchos otros temas relacionados. Antes de integrarse en un gru- po mediúmnico, como es el deseo de mucha gente, lo ideal es estudiar la mediumnidad y también el Espiritismo para comprender mejor el buen uso que se debe hacer de esa facultad. Al estudiar el asunto, la persona entiende que la mediumnidad es una facultad natural, pero no es muy simple saber qué hacer con ella para no ser víctima de los malos Espíritus.

Estudio para la infancia

El Espiritismo es muy rico en contenidos que pue- den ser enseñados a los niños, conforme a su capaci- dad de comprensión de las cosas. El movimiento espírita desarrolla un gran esfuerzo para ofrecer a los niños el contenido espírita de forma sencilla y agradable para que ellos, desde temprana edad, puedan entender de dónde hemos venido y hacia dónde vamos después de la muer- te del cuerpo; la importancia del amor hacia los padres y a los demás; las consecuencias de las malas acciones desde el punto de vista espiritual, etc.

Estudio para la juventud

La juventud presenta características e intereses pro- pios, exigiendo mucha dedicación para que sus energías abundantes sean bien canalizadas sin causar daños ni a ellos mismos ni a los demás. En el Espiritismo, el joven comprende desde temprano que puede ser útil a la fami- lia y a la sociedad, pues ya trae un bagaje de experiencias que afloran en su actual existencia, siendo importante saber cómo aprovecharlas para conducir la vida con me- nos dolores y decepciones, sintiéndose uno bien consigo mismo.

Con eso no agotamos todas las actividades de es- tudio que un centro espírita puede ofrecer a sus fre- cuentadores. Lo que deseamos destacar es que, bien al contrario de lo que algunos imaginan, el verdadero cen- tro espírita se dedica con prioridad a la información de la realidad espiritual y a auxiliar a la gente a lidiar con sus problemas de la vida con más confianza y seguridad con respecto al futuro.


1 Codificador: el que codifica a partir de investigación y recopilación de infor- maciones, para evidenciar que Kardec no fue el creador o fundador, pues el Espiritismo es obra de la colectividad de los Espíritus que se comunicaron por diversos médiums dejando registro de sus enseñanzas.

2 Léon Denis escribió, entre otras obras: El problema de ser y del destino, El porqué del dolor, Después de la muerte, En el invisible, Socialismo y espiritismo.

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.