Tenemos la oportunidad de compartir estas páginas con uno de los trabajadores del Centre Espírita Amalia Domingo Soler, de Barcelona, <www.ceads.kardec.es> con su Presidente Alfredo Tabueña, e iremos desgranan- do poco a poco las actividades de CEADS, a fin de conocer más de cerca la programación de sus tareas. Antes de comenzar, recordemos que CEADS se fundó en el mes de marzo de 1999, y fue inscrito en el Registro de Asociaciones de la Generalidad de Cataluña en septiembre del mismo año. Sus fundadoras, Ana Vázquez, su herma- na Teresa Vázquez y la madre de ambas, Teresa Tendero, consideraron la necesidad de legalizar y formalizar el trabajo, estudio y divulgación de la Doctrina Espírita que ya realizaban desde hacía mucho tiempo.

¿Cómo ha evolucionado CEADS desde su creación?

Lo ha hecho en diferentes aspectos. Desde el lugar de reuniones, los asistentes, los días de reunión y las actividades que se realizan. Cuando yo comencé a frecuentar CEADS, en el año 2002, -explica Alfredo- nos reuníamos tan sólo los lunes por la noche en el domicilio particular de Ana Vázquez, donde realizábamos el estudio del ESDE (Estudio Sistematizado de la Doctrina Espírita). Después de algunos años, pasamos a compartir un par de locales, y más tarde ¡por fin!, en febrero del año 2012, decidimos lanzarnos y alquilar un local más grande y sólo para nosotros, que nos permitiera poder desarrollar los proyectos y actividades que se iban ampliando progresivamente.

Alfredo, cuéntanos ¿cómo fue tu primer contacto con el Espiritismo?

Desde muy joven me han interesado los temas relacionados con el misterio, el esoterismo y demás, en especial todo aquello que trataba sobre la reencarnación y la vida más allá de la muerte, y cada vez que oía hablar sobre ello en mi pecho notaba una Tendría yo entre 19 ó 20 años, cuando fui a comprarme como autoregalo de Navidad un libro. Después de mirar y mirar, decidí llevarme El libro de los Espíritus, que fue el primero de bastantes otros que, a partir de entonces, cogí y devoré. Aquello quedó en una especie de espera durante varios años en los que, de vez en cuando, releía algunos de esos libros pero sin ir más allá.

¿Cómo llegaste a incorporarte a CEADS?

Después de atravesar una especie de crisis personal, sentí una fuerte necesidad de retomar la lectura de todos aquellos libros que había leído años A medida que los iba releyendo tenía la sensación de ser como una esponja, que absorbía y absorbía con una gran facilidad.Y después de un año, aproximadamente, sentí la imperiosa necesidad de ponerme en contacto con personas que compartieran mis inquietudes sobre el Espiritismo, contactando con CEADS en agosto del año 2002.

¿Cómo fueron tus primeras experiencias en CEADS?

Nada en especial me llamó la atención, más bien al Recuerdo perfectamente, que en la primera reunión a la que asistí, los temas que se trataron, en prin- cipio, para mí no tenían nada que ver con el Espiritismo, pues no se habló de espíritus, de mediumnidad, de reencarnación, ni del mundo espiritual. Recuerdo muy bien que volví a casa un tanto extrañado, dándole vueltas a la cabeza pensando si había ido a parar a un sitio que no era lo que yo creía. Pero una fuerza interior me empujó a asistir a la siguiente semana, a la otra, y a la otra…, integrándome con mucha rapidez en la estructura del trabajo de mis compañeros.

¿Qué actividades realizáis actualmente?

Hacemos el Estudio Sistematizado de la Doctrina Espírita, el estudio de El Evangelio, el estudio de libros espíritas, el curso del Estudio y Educación de la Mediumnidad (que es la única actividad cerrada al público). Mensualmente realizamos una conferencia pública, normalmente por compañeros de CEADS, y lo que para mí es una de las actividades más importantes en un Centro Espírita: la educación Infanto-Juvenil.

Como complemento a los estudios doctrinarios te- nemos un equipo de “Asistencia Espiritual” para ayudar, en la medida de nuestras posibilidades y conocimientos, a aquellas personas con problemas algo más serios.

En cuanto a la parte social, tenemos el equipo de la Cesta básica, que nos permite ofrecer una ayuda mensual con alimentos de primera necesidad y productos de higiene personal a unas 4 ó 5 familias al mes.

También los sábados por la mañana algunos compañeros de CEADS van con mucha alegría a ofrecer su colaboración en el Cottolengo del Padre Alegre, una Casa de Amor y de Caridad donde unas monjas cuidan a personas con todo tipo de carencias.

¿Cómo se preparan y se organizan las reuniones de estudio?

Cada estudio tiene un monitor responsable para preparar la reunión. La manera de llevar estas reuniones entre los monitores es rotativa, es decir, cada cuatro me- ses cambian los monitores que coordinan los diferentes estudios, para dar la oportunidad de trabajar a todos, y que por otro lado, no nos acostumbremos a la manera de hacer de uno o de otro, pues cada uno aporta algo También, desde hace un tiempo, las clases las preparan y coordinan dos monitores juntos para que, de este modo, se fomente el trabajo en equipo y todas las cuestiones positivas que conlleva.

¿Cómo se divulga el Espiritismo desde CEADS?

Aparte de la edición de la revista Visión Espírita, en la que colaboran con gran esfuerzo y dedicación muchos compañeros, nos encargamos de divulgar a través de las redes sociales las actividades. Querría resaltar que en el año 2003 se produjo un hecho clave en la historia de CEADS cuando, con mucha ilusión y esfuerzo, organizamos la “I Jornada Espírita de Barcelona”. ¡Madre mía qué lejos queda ya aquello! Este año ya hemos celebrado la onceava Jornada… y las que quedan si la Espiritualidad sigue confiando en nosotros.

Pero si quieres que te diga la verdad, creo que la mejor manera de promocionar el Espiritismo en CEADS es, sin duda alguna, la unión que existe entre todos los compañeros del Centro Espírita y la alegría y sencillez con la que trabajamos y recibimos a aquellas personas que por primera vez se acercan a conocernos, tratando de contagiarles nuestras ganas de estudiar y vivir lo que la Doctrina Espírita enseña, para crecer como seres humanos y especialmente como espíritus inmortales, que en esencia es lo que somos cada uno de nosotros. Ello, por supuesto, no quiere decir que siempre estemos de acuerdo todos, en todo, ni que nunca haya discusiones ni diferencias. Pero en lo que sí estamos todos de acuerdo es que, por encima de protagonismos y de ideas personales, por encima de egos y de cada uno de nosotros de manera individual, está la marcha y el buen funcionamiento de la gran familia de CEADS.

Alfredo ¿Hay alguna cosa que te gustaría añadir a esta charla?

– Sí. No me imagino mi vida sin el Centro Espírita, ni todo lo que me aporta el Espiritismo y el trabajo con todos mis compañeros. Doy las gracias a la espiritualidad amiga por todas las oportunidades que me ofrecen para divulgar la Doctrina de los Espíritus.

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.