La Ley natural que tiene vigencia en todo el universo es la ley de amor, que se exterioriza de Dios mediante su creación. La finalidad de la vida es alcanzar la armonía plena, mediante el equilibrio del amor a sí mismo, al prójimo y a Dios. Cualquier desvío del sentimiento del amor que se tenga se cae en el desequilibrio, en la desarmonía, postergando el proceso de la evolución y retardando la marcha del progreso en la cual todos los seres se encuentran situados.

Esta celebración del aniversario de El Evangelio según el Espiritismo es una especial oportunidad para reflexionar sobre el sentido profundo de la parábola de los obreros de la última hora, comentada en el capítulo XX por dos espíritus que se identifican como Constantino y Henri Heine. Es, sin lugar a dudas, una parábola que nos atañe muy de cerca. El amigo Constantino nos dice que somos trabajadores de la última hora. Es más, nos dice que desde hace muchos siglos, en existencias anteriores, fuimos llamados a servir a la causa del Maestro, pero nos retrasamos en presentarnos al trabajo.

Vivimos inmersos en una sociedad consumista, preocupada por las formas, los conceptos materialistas, las tendencias, la moda etc. Estamos constantemente siendo bombardeados con frases e imágenes publicitarias de todo tipo. Somos marionetas en el mercado global del consumo, en el que las grandes multinacionales mueven nuestros hilos al son de la moda, de la tecnología, de la actualidad. Para lograrlo sólo tienen que incitar nuestra vanidad, nuestro orgullo, nuestra envidia, consiguiendo hacer de nosotros un blanco fácil, para colocar sus productos. Nuestros egos se hinchan y se alían con toda esa multitud de eslóganes publicitarios e imágenes irreales. Esclavizan nuestros sentidos y subyugan nuestra voluntad para hacer lo que los estándares del consumismo nos dicten.

El médico de los pobres 

Para comprender profundamente más su vida, coronada de sacrificio y amor a la humanidad, debemos comenzar por relatar las palabras de Ismael a Bezerra de Menezes en reunión celebrada en la Espiritualidad Mayor antes de su reencarnación, citado en la obra Brasil, Corazón del Mundo, Patria del Evangelio, cuyo autor es el espíritu de Humberto de Campos, psicografiada por Francisco Cándido Xavier: «Descenderás a las luchas terrestres con el objetivo de concentrar nuestras energías en el país del Cruceiro, dirigiéndote hacia el blanco sagrado de nuestros esfuerzos. Agruparás a todos los elementos dispersos, con las dedicaciones de tu espíritu, a fin de que podamos crear nuestro núcleo de actividades espirituales, dentro de los elevados propósitos de reforma y regeneración. No necesitamos encarecer a tus ojos la delicadeza de la misión; más, con la plena observación del código de Jesús y con nuestra asistencia espiritual, pulverizarás todos los obstáculos, a fuerza de perseverancia y de humildad, consolidando lo primordial de nuestra obra, que es de Jesús, en el seno de la patria de su Evangelio. Si la lucha va a ser grande, considera que no será menor la compensación del Señor, que es el camino, la verdad y la vida»

Salud, espiritualidad y religiosidad

La salud es «un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades», según el Preámbulo de la Constitución de la Organización Mundial de la Salud. La Doctrina Espírita aclara que el bienestar es el resultado de la armonía del alma. La salud es, pues, según el Espiritismo, «una conquista interior, que se refleja en el cuerpo como resultado de la armonía íntima».

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.