Analizando la Historia, apreciamos que no ha habido época en que no se encontraran huellas de la influencia de poderes invisibles, aunque la Humanidad haya tardado en darse cuenta de ello. Basta observar las literaturas de las corrientes filosóficas, religiones, credos, doctrinas, etc., que nos hablan de estas manifestaciones. La única diferencia entre esos episodios y el movimiento de los siglos XIX y XX es que los primeros pueden considerarse como casos de vagas apariciones, mientras que estos últimos llevan la señal de una invasión organizada y planificada por la “Espiritualidad Mayor” para demostrarnos la inmortalidad del alma.

Con sólo escuchar o leer la palabra amor, la mente hace diversas asociaciones. A menudo el campo de las relaciones sentimentales es de los primeros en activarse: pensamos en nuestras parejas, en los amores que nos dejaron y en los que dejamos nosotros, en los amores que desearíamos tener y en los que no nos convienen. En esta ocasión, sin embargo, la propuesta es dirigir nuestra mente hacia el centro espírita. Los trabajadores de los centros espíritas de todo el mundo estamos en terapia. Cada una de las actividades que realizamos, cada oportunidad de convivencia que el centro nos ofrece, las lecciones morales, los tratamientos espirituales, en fin, todo lo que vivimos en un centro espírita es parte de una terapia. ¡Es la terapia del amor!

 “Sólo se ve bien con el corazón; lo esencial es invisible para los ojos” (Antoine De Saint Exupery)

¿Es posible desvelar lo invisible? Y, en caso afirmativo, en qué consiste. Nuestro planteamiento pasa por conocer qué es lo realmente real. ¿Es lo real lo visible, lo palpable, lo que consideramos material o sólido? En contraposición ¿debemos entender, entonces, que lo invisible es lo no real? ¿La verdad es visible? Lo bello, el bien ¿son cosas tangibles, materiales y, por tanto, reales? ¿Es lo obvio lo real, entonces? Acaso, ¿puede ser visible lo desconocido? ¿Tiene forma lo real o más bien es ideal?

Seguro que todos hemos hecho algún viaje; unas veces a sitios ya conocidos y otras nos hemos aventurado a conocer alguno nuevo. Yo he salido poco de España, pero os puedo asegurar que este viaje que os voy a contar ha sido para mí el más importante e instructivo de esta existencia. Estoy segura de que no he sido la única. Me lo propuso un amigo que me conocía mejor él a mí que yo a él, pues él sabía de todas mis necesidades; yo no tenía ni idea de que él existía. Fue mi Espíritu protector o Ángel de la guarda.

Durante la revolución bolchevique en Rusia, destaca un extraordinario psicólogo, Gurdjieff, que había dedicado su vida a entender qué es la criatura humana y llegó a decir que es la medida de sus propios problemas. Creó una psicología basada en la penetración del inconsciente del ser humano para encontrar los factores que producen la felicidad o la desdicha de cada uno.

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.