El papel que tiene la Revista Espírita en el estudio del Espiritismo es de suma importancia. Hoy encontramos en sus páginas aquellos relatos que organizó y publicó Allan Kardec, testigos de un tiempo que marcaría la historia del pensamiento humano. Los Espíritus respondieron al ilustre pedagogo ante la idea de la publicación de un periódico espiritista, cuando éste interrogaba sobre su realización: Conseguirás lo que te propones siendo perseverante. La idea es buena y de óptimos resultados*. Esta obra publicada mensualmente desde el primero de enero de 1858 hasta el mes de abril de 1869, y que el Codificador subtitulo como Periódico de Estudios Psicológicos, fue un extraordinario medio de comunicación con todos aquellos que vieron una vía de respuesta a tantas inquietudes, que eran trasladadas al maestro lionés, en innúmeras cartas después de la publicación del Libro de los Espíritus.

Movida siempre por acercar a los espíritas de España el trabajo de Kardec, la Federación Espírita Española junto con el equipo que forma la Comisión de la Editora, pone en nuestras manos una verdadera joya del conocimiento con este volumen correspondiente al cuarto año.

Abriendo la obra podemos leer con emoción un mensaje psicografiado por el médium Divaldo Pereira Franco, trasmitido por el Espíritu de Jose María Fernández Colavida, el 5 de septiembre de 2008, como prefacio a la traducción del francés al castellano de la Revista Espírita. Antes de conocer los hechos que son resaltados en el libro, acontecidos en el año 1861, el traductor nos ofrece un extenso prólogo donde encontraremos importantes informaciones que nos sitúan en el transcurrir de un año intenso y productivo.

Un año termina, 1860 y otro empieza…J.J Rousseau, demostrando como los Espíritus que han dejado la Tierra se ocupan aún con lo que aquí sucede, ofrece una comunicación el 28 de diciembre en la Sociedad Espírita de París: “Hablaré de la necesidad filosófica en que se encuentran los Espíritus de hacer frecuentes exámenes retrospectivos de conciencia, para dar, en fin, al estado de sus mentes el mismo cuidado que cada uno da a su propio cuerpo. He aquí un  año  que  ha  terminado;  ¿qué  progreso ha traído al mundo intelectual? Muy grandes y muy serios resultados, sobre todo en el orden científico. La literatura, menos afortunada, obtuvo solamente  fragmentos  y  deta lles encantadores…”

San Luis, analiza brevemente: “El año que finaliza ha visto progresar sensiblemente las creencias espíritas. Es una gran felicidad para los hombres, porque los aleja un poco de los bordes del abismo que amenaza tragar al Espíritu humano. El nuevo año será mejor todavía, porque verá graves cambios materiales, una revolución en las ideas, y el Espiritismo no será olvidado: creedlo. Al contrario, se agarrarán a él como una tabla de salvación. Rogaré a Dios que bendiga vuestra obra y la haga progresar.”

Estimado lector, viaje por 1861 acompañado de la lectura atenta y pausada que invita a la reflexión y aporta el conocimiento tan necesario para el crecimiento integral del ser que somos.

Allan Kardec. Obras Póstumas. Capítulo: Extractos tomados del libro “Previsiones acerca del Espiritismo”

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.