El ambiente en el Congreso siempre es festivo y, tratándose de las actividades previstas con los niños, mucho más aún.

Durante meses, las educadoras de la Comisión de Infancia, Juventud y Familia de la FEE, trabajamos intensamente preparando las actividades con los más pequeños y, por más que tratamos de imaginar, la realidad siempre supera las expectativas. Los niños lo llenan todo de alegría, de color, de bellas vibraciones y nosotras nos empapamos de ellas y nos volvemos niñas, también.

Este año, nuestras actividades giraron en torno a la autoestima, el respeto por uno mismo y por el prójimo, la necesidad de aceptarse y reconocerse tal cual se es y de amarse por encima de todo. Un año más hemos creído muy necesario incidir en estas cuestiones que tanto nos preocupan en vista de las estadísticas que nos hablan justamente de todo lo contrario: la falta de auto-amor en los niños y jóvenes.

Este año, elegimos el cuento “Las Jirafas no pueden bailar”, alrededor del cual realizamos todas nuestras actividades y nuestra pequeña obrita de Teatro en el Espacio Artístico del Congreso, el último día del mismo.

Nos divertimos muchísimo….

A su vez, los jóvenes, eligieron dos anécdotas de Chico Xavier relacionadas con los Guías Espirituales que emocionaron profundamente al público presente, el que, por cierto, participó muy activamente con ellos en la recreación de ambas anécdotas. Es así que vimos más de una lágrima de emoción asomar a los ojos de los presentes.

Finalmente, terminamos todos juntos en el escenario cantando la canción compuesta por Pedro  Javier Cabrera para nosotros: Los Mensajeros.

Fue un momento precioso que puso la guinda siempre dulce de la participación de los niños y jóvenes un año más en el Congreso. Ah, y la de los adultos que durante unos minutos se vuelven niños, otra vez…

LOS MENSAJEROS
Tengo amiguitos dentro de mí, cuando cierro los ojitos
Tengo amiguitos si, si, si, si, si me concentro un poquito
Y los veo, cerquita de la tierra, pendientes de todo lo que está por venir
Y los veo, en mis sueños y me cuentan,
que se alegran por todo lo bueno que hay en mí.
Allí, cerquita de esa estrella, reunido está el comando, que es luz del porvenir.
Y así, volando y reclutando a los que, del planeta, con ellos quieran ir.
Y sí, iremos navegando, nuestro rumbo cambiando, el que nos hace sufrir.
Y sí, leyendo y estudiando, los códigos secretos, de un cielo que está aquí.
MENSAJEROS DEL ESPACIO
AÚNQUE SEAIS INVISIBLES, YO SI QUE OS PUEDO SENTIR
UN MENSAJE INTERGALACTICO, NO HAGAS A LOS OTROS, LO QUE NO QUIERAS PARA TI.
Muy despacito baja la voz, y cierra bien los ojitos
Pon palabritas en tu corazón, y concéntrate un poquito
Y deja que tus sentimientos naveguen por el viento, que vuela en tu interior
Y deja, a tus buenos pensamientos, que viajen por el tiempo,
hacia un Mundo Mayor
Allí, cerquita de esa estrella, recibes los mensajes que se hacen con amor
Y sí, es fuerte el oleaje, ¡vamos al abordaje!, con nuestro corazón
Y sí, iremos navegando, nuestro rumbo cambiando, el que nos hace sufrir
Y sí, leyendo y estudiando, los códigos secretos, de un cielo que está aquí.
(Otra vez estribillo)

Letra y Música: Pedro Javier Cabrera

 

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.