“La mujer espirita debe ser aun mas ejemplo de bondad, la mujer espirita es aun mas cercana a la verdadera felicidad y brinda alegría por donde quiera que este, y esa sensibilidad de la cual ha sido beneficiada permite una ayuda a los necesitados que va mas allá de la ayuda material porque su bondad permite la sintonía a la ayuda espiritual y moral de los mas necesitados.” (1)
Analizando la actualidad nos damos cuenta que, el papel de la mujer es aún hoy un tema controvertido para unas y otras corrientes sociales, políticas, filosóficas incluso. Siempre ha existido ciertas resistencias a los cambios que implican a la mujer. 
No pretendemos ser innovadores al respecto del papel de la mujer en el espiritismo, son muchos y destacados los autores espíritas que han trabajado para que en sus respectivas épocas ellas no fueran relegadas a un papel secundario en las casas espíritas ni dentro del movimiento.
Amelie Boudet es un ejemplo innegable en los albores de la doctrina, puede parecer que la figura de Allan Kardec la eclipsa, pero no hay duda alguna de que fue una de las trabajadoras del bien más prolíficas y constantes del siglo XIX, quien tras la desencarnación del codificador se hizo cargo de la Revista Espírita. Otra mujer insigne es nuestra querida Amalia Domingo Soler, quien la estudia halla en ella un ejemplo de luchadora, de gran divulgadora espírita, de sensible poetisa, de lúcida escritora…
Nos dice León Denis: …es la mujer quien desde la cuna modela el alma de las generaciones, la que forma héroes, artistas, poetas, filósofos, hombres de bien cuyas acciones y obras han brillado y brillarán por siglos. Por ello la mujer para el espiritismo es tan necesaria como lo es el espíritu para las comunicaciones.
En 1888 tuvo lugar en Barcelona el I Congreso Espírita Internacional, un acontecimiento en el que se reunieron personalidades que son claves para entender el Espiritismo en la actualidad. En este congreso Amalia fue una de las vicepresidentas, señal indudable del reconocimiento de sus contemporáneos. Igualmente destacable es que en ese mismo Congreso se presenta una ponencia con el siguiente título: “Reivindicación de la igualdad entre géneros y liberación de la mujer.”
En esta nueva entrega de la Revista Espirita no sólo traemos un tema sensible, cercano y actual como lo es la adolescencia, sino que la Revista 23 sirve de homenaje al trabajo, a la entrega y al compromiso en la divulgación, el estudio,  la creación cultural, la producción literaria, etc…, de la mujer espiritista en todas las épocas.
Esta es la primera y esperamos no sea la última revista escrita casi íntegramente por mujeres, exceptuando uno de los artículos que igualmente está dedicado a la que hoy es una figura del amor, del estudio y de la psicología espírita, Joana de Ángelis y su encarnación en México.
Todo el mérito va para ellas, pues de ellas ha sido y es el sacrificio.
No hay Espiritismo sin libertad y tampoco sin igualdad.
 

1- Mensaje recibido por Divaldo P. Franco, dictado por Amalia Domingo Soler, en la clausura de la 3ª Reunión CEI Sudamérica, Lima-Perú, 11 de octubre de 2008.

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.