La adolescencia es una etapa de transición y conflicto, tal como expresa el noble Espíritu Joanna de Ângelis en la obra Adolescencia y Vida. Es el periodo en el cual el adolescente, al completar la reencarnación, comienza a vivir la nueva experiencia definiendo los rumbos del comportamiento que el tiempo madurará a través de la vivencia de nuevos desafíos.

En su búsqueda por adaptarse al medio social en el que vive, el joven sufre un gran conflicto al no verse ya como un niño, sin embargo aún se encuentra inmaduro, sin estructura organizada para los desafíos de la edad adulta.

Adolescencia y Vida psicografiado por Divaldo Pereira Franco, es un libro imprescindible para el entendimiento de un periodo que media entre las dos etapas más importantes de la existencia terrena. Se hace urgente que los padres y educadores estudien con desvelo sus aspectos.

En estos años de cambios, influencias y decisiones, el joven se preparará para las actividades existenciales más profundas. Los adultos son invitados a caminar al lado de los jóvenes que estén bajo su cuidado, en realidad, cualquiera que tenga influencia sobre la juventud necesita estar vigilante pues sirve, desde el lugar que ocupe, de modelo para ella.

Haciendo un excelente recorrido por las relaciones del adolescente con la familia, la sexualidad, la sociedad, las drogas, su propia identidad, la influencia de los medios y un sinfín de encuentros que podrá experimentar, Joanna invita a tomar conciencia de la necesidad de acompañar al adolescente dialogando y comprendiendo sus aspiraciones, mas no olvidando mantener una postura moral que infunda respeto y seguridad. Fortaleciéndole para que sea capaz de adquirir confianza ante los desafíos de la vida.

“Son muy importantes esas conductas de los adultos, que aún sin saberlo, sirven de modelos para los aprendices que transitan en la adolescencia, ya que los hábitos que se arraiguen, permanecerán como los definidores del comportamiento para toda la existencia física.

El amor, en su total amplitud, será siempre el gran educador, el que posee los mejores métodos para atender la búsqueda del joven, ofreciéndole los mecanismos seguros que facilitan el éxito en las empresas iniciadas, así como en las venideras.

Templanza moral y actitudes moderadas, componen los preparativos indispensables para la formación de la personalidad y del carácter del joven, en ese periodo de claroscuro del discernimiento, para el triunfo sobre sí mismo y sobre las dificultades que enfrentan todas las criaturas humanas, durante la marcha física en la Tierra.”

Feliz lectura y próspero aprendizaje.

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.